Hidráulica

Los pros y los contras de la hidráulica

Una sorprendente innovación tecnológica es el desarrollo de la hidráulica. La hidráulica nos ayuda a subir y bajar elementos pesados, por lo que se han utilizado para varias cosas, incluidas puertas, automóviles y aviones. Si bien esta tecnología ha demostrado ser muy útil en una amplia variedad de aplicaciones, también puede ser dañina. El mal funcionamiento hidráulico puede provocar lesiones personales graves. En este artículo, examinaremos los pros y los contras del uso de elementos hidráulicos.

Primero, echemos un vistazo rápido a cómo funciona la hidráulica. Por lo general, hay una cámara llena de líquido con dos pistones en el extremo. El líquido incompresible es típicamente petróleo. Cuando se aplica una fuerza a un extremo de la cámara o pistón, la fuerza se multiplica por el otro pistón. De esta manera, podemos reducir en gran medida la cantidad de potencia muscular necesaria para levantar y mover objetos pesados.

Con los automóviles, hay varias maneras en que la hidráulica ha sido útil. En primer lugar, si alguna vez tuvo una llanta pinchada o alguna otra razón para levantar su automóvil, es posible que haya tenido que usar el gato que viene con su automóvil. Por lo general, este es un dispositivo de manivela que es bastante endeble. Por lo tanto, muchas personas recurren a gatos hidráulicos. Esto ahorra tiempo y potencia muscular y puede reducir en gran medida el esfuerzo necesario para cambiar un neumático o meterse debajo de su automóvil.

También para automóviles, utilizamos frenos hidráulicos para frenarnos. Debido a los poderes de la hidráulica, los sistemas multiplican nuestra potencia de frenado para ayudarnos a reducir la velocidad y detenerse más rápido de lo normal. Además, muchos fabricantes de automóviles ahora ofrecen abrepuertas y abrepuertas hidráulicos para maleteros y puertas traseras. Cerrar la aleta trasera de un SUV u otro vehículo grande puede ser difícil, por lo que tener un cerrador automático impulsado por un sistema hidráulico puede ser increíblemente útil para las personas que han perdido la fuerza del brazo o que generalmente tienen las manos llenas.

Solo con los automóviles, puede ver por qué la hidráulica ha impregnado nuestra vida. Son similares a máquinas simples como poleas y palancas que multiplican o redirigen la fuerza para ayudarnos. Sin embargo, los sistemas hidráulicos no siempre son tan maravillosos como parecen. Su gran poder también se puede traducir en una gran destrucción.

Primero, los potentes sistemas hidráulicos pueden aplastar fácilmente dedos y brazos, y mucho menos todo nuestro cuerpo. Por ejemplo, si tiene un cierrapuertas automático en su SUV, puede aplastar fácilmente los dedos de una persona o niño que tiene una mano apoyada en la parte trasera del automóvil.

En segundo lugar, el líquido en las máquinas hidráulicas puede ser productos químicos peligrosos. Si gotean, pueden causar quemaduras en su cuerpo donde lo toca. Afortunadamente, no todas las sustancias son dañinas, pero siempre es una buena idea examinar regularmente cualquier maquinaria hidráulica a su alrededor en busca de posibles fugas.

En algunos casos, el sistema hidráulico puede causar lesiones personales graves si se fabrica incorrectamente o no se maneja de manera segura.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar